Exención por reinversión en vivienda habitual

Exención por reinversión en vivienda habitual

reinversion vivienda habitual
Por norma general, cuando vendes tu vivienda en la que resides habitualmente, la ganancia percibida debes declararla en el irpf pero si lo haces para “reinvertir” ese dinero para comprar otra vivienda de uso habitual te ahorras ese impuesto.

Ahora bien, existen muchas dudas acerca de este tipo de exención a la que tiene derecho el contribuyente, por lo que vamos a tratar de explicar en qué consiste esta exención y los pasos que debes dar.

¿Qué es la exención por reinversión en la vivienda habitual?

La agencia tributaria permite que las transmisiones en cuanto a viviendas habituales queden exentas del pago de impuestos. Cuando no es el caso y lo que quieres es reinvertir las ganancias de la venta de una casa en otra cosa, el pago de impuestos ronda del 19 % al 23 % y eso termina siendo mucho dinero.

Resulta importante esta exención para mucha gente, por motivos obvios, además, se aplica también a reformas de obras en nuestra vivienda, por lo que entra mucho en juego.

Concepto de vivienda habitual

Para explicarlo bien, primero debemos entender el concepto de vivienda habitual, aunque parece sencillo, es bueno conocer la terminología que se usa por parte de hacienda para estos casos.

Se considera vivienda habitual cuando has pasado más de 3 años viviendo ininterrumpidamente en la vivienda. A pesar de ello, otros condicionantes ocurridos pueden hacer ese plazo más corto, por ejemplo, un matrimonio o un fallecimiento que han “obligado” al cambio de residencia.

Para que la vivienda que compres sea reconocida como tal por parte de la administración, debes habitarla en un plazo máximo de 12 meses desde la compra.

Principales dudas

La duda principal que muchas personas pueden tener es si esta exención se mantiene cuando la nueva vivienda se compra mediante una hipoteca. En este caso, aunque no se haga la reinversión en el plazo de dos años, que es lo que regula la ley, desde muchos despachos de abogados aseguran que esto sigue siendo así, si se mantiene este dinero como pago habitual de la hipoteca contratada.

Es decir, podrías, en este caso seguir beneficiándote de la exención. No obstante, también indican las mismas fuentes que siempre será menos “lioso” de cara a la administración hacer el pago (aunque sea a plazos) durante los dos años siguientes a la adquisición, de cara a no tener problemas posteriores donde no puedas justificar alguno de los pagos.

Plazo de la reinversión

Ya hemos visto que una de las condiciones es que tienes dos años para reinvertir el dinero obtenido de la venta anterior para comprar la nueva casa, de esta manera, la administración entenderá que estás haciendo un “ejercicio” de transmisión de vivienda habitual.

Si la reinversión es menor a lo obtenido de la venta anterior, solo se pasará a impuestos la cantidad sobrante. Esto es algo que debes tener muy en cuenta para evitar disputas con hacienda en un futuro.

¿Quién se puede acoger a esta exención?

El primer requisito es claro, vender una casa habitual para comprar otra, ya lo hemos explicado. Pero esto también afecta a obras de rehabilitación de la casa, que pasa a ser habitual, es decir, si vendes tu casa para destinar ese dinero a rehabilitar otra vivienda, una casa que te han donado o has heredado, por ejemplo.

El plazo también es fundamental, ya que dispones en este último caso también de dos años para hacerlo. Este plazo puede ser dos años antes, por lo que podrías apuntarte a una cooperativa y hacerlo desde ahí o dos años después de haber vendido tu casa.

Incluir la exención en el Irpf

A la hora de hacer la declaración de la renta, es imprescindible indicar el importe total exacto a la hora de hacer tu declaración. Esto lo haces en el apartado G2, tienes que indicar la titularidad de la vivienda, el porcentaje que posees, además de las fechas de adquisición y transmisión.

Mientras tanto, en la casilla 0373 es donde tiene que aparecer la ganancia exenta por reinversión y en la casilla 0372, la que tienes exenta por pensiones vitalicias si las tuvieras.

Este tipo de transacciones son estrechamente vigiladas por la Agencia Tributaria, de tal modo que tienes que estar pendiente de incluir todas las cantidades de forma correcta, de lo contrario no podrás acceder a la exención y hacienda no lo tendrá en cuenta o en algunos casos, podrás hasta verte en un tribunal.

Impuestos aplicados

Para entender de forma completa la exención, debemos tener en cuenta las cantidades que deberíamos pagar en caso de no hacer las cosas correctamente o en plazo, para saber cuántos euros nos ahorraríamos en este impuesto.

Como bien sabemos ya, las ganancias obtenidas por la venta de un inmueble deben cotizar en impuestos dentro del irpf, las bases son del 19 % si has ganado hasta 6000 € y del 21 % entre 6000 y 50000 €, para cantidades mayores, la base es del 23%.

Puedes hacer tu mismo las cuentas con los precios de viviendas y verás que algún euro podrás ahorrarte si haces las cosas bien y dentro de lo que establece la ley.

Conclusión

Este tipo de duda nos puede entrar en cualquier momento, ya que, aunque compremos una vivienda y pensemos que está va a ser la definitiva, pueden cambiar muchas cosas a lo largo de nuestra vida y lo normal es que acabemos por necesitar una nueva vivienda habitual.

Si además de todo esto, podemos ahorrarnos algo en impuestos en algo justificado mediante la ley, debemos conocerlo y valorarlo en su justa medida, nuestra economía nos lo agradecerá.

¿Cuáles son la mejores hipotecas fijas

Por otro lado, si estás interesado o interesada en la compra de tu vivienda habitual, es muy posible que te interese una hipoteca fija.

Para facilitarte la taréa de la compra de tu vivienda habitual, echa un vistazo a nuestra sección de las mejores hipotecas fijas. Dispones de una selección de las hipotecas fijas que más te pueden beneficiar en la compra de tu vivienda habitual este año.

Artículos relacionados: